Yo Adolescente volvió al Teatro

Por segunda vez, "Yo Adolescente" se presentó en Gualeguay, interpretado por este increíble grupo de jóvenes que logró llegar profundamente con cada uno de sus mensajes a todos los asistentes de las dos funciones realizadas en el Teatro Italia. Ambas fueron a sala llena, con risas, mucha atención, momentos reflexivos y una gran ovación al final de la obra. Ver tantos adolescentes viendo teatro es algo para destacar y felicitar al grupo, a la producción y a la directora.

El Grupo Luminiscencia viene trabajando hace 3 años, hoy son 20 chicos y chicas que van desde los 11 a los 17 años, junto a su directora Nora Cosso. Yo Adolescente es una obra de Ester Troso, pero que en este caso se encuentra modificada puntualmente con historias cotidianas que viven o vivieron este grupo de actores de Gualeguay. Compartimos la voz de Nora, quien dió cuenta de todo el proceso:

“La idea de representarla surge por la necesidad de contar muchas de las problemáticas de ellos. Por eso fuimos tomando, agregando escenas, modificando otras, en función de lo que los chicos les pasa día a día en su vida. Charlamos mucho con ellos, tenemos mucha confianza, y eso genera fluidez en el dialogo y por eso podemos contarnos lo que nos pasa, que para esta obra y la forma de escribir el guión fue fundamental para lograrlo.

Desde mi punto de vista, es muy importante contar su historia, lo que a ellos les pasa. El teatro que yo propongo, es un teatro de construcción permanente y no insertarles una obra tal cual. Entre charlas, improvisaciones, escribir y volver a escribir, se fue dando esta obra, estas escenas, y por eso creo que la llevaron tan adentro, lo sintieron verdaderamente, la realizaron con el corazón.

Este año, comenzamos con intenciones de volver a hacerla, con nuevas escenas, y tratar de que fuera mucho más fluida. Contratamos un coreógrafo, agregamos más baile, más luces, para que la verdad fuera una creación de que todos los elementos del teatro estuvieran presentes. Fue un verdadero desafío hacer el reestreno, y todos quedamos muy sorprendidos de ver ambos días la sala del teatro llena.

Al finalizar cada día, tuvimos increíbles devoluciones de chicos, padres y docentes que vinieron a verla y que se sintieron reflejados con muchas escenas. Los adultos muchas veces nos olvidamos que fuimos adolescentes. Hoy pueden cambiar las circunstancias, pero lo que no cambia es una persona que se está haciendo a sí misma, se está buscando, está explorando, en un mundo que cuesta insertarse, con una tecnología que puede ser positiva pero que también muy negativa, dependiendo su utilización.

Trabajamos mucho con la diversidad sexual, tema que les interesaba y que fue creado por ellos, y volviendo a la tecnología hicimos hincapié, por ejemplo, en cómo la exposición de fotografías en las redes sociales pueden destruir a una persona.

Con respecto a la obra, queremos hacer una nueva función en junio, y en vacaciones de julio vamos a estar presentes en un festival organizado por la Dirección de Cultura, con función libre y gratuita. Hemos trabajado mucho estos meses, y días previos al reestreno, y por eso quiero agradecer más que nada a los padres, que han empezado a comprender que el teatro es fundamental en la vida de los chicos, y están apostando a que los chicos puedan desarrollarse en esta actividad tan importante para ellos”.

Fotos: Mariano Beresiartu