Un año sin Micaela García: Capítulo 7

7- Qué hacer con el dolor

El dolor no se puede transferir. Nadie puede pasar por nosotros el dolor que nos toca por determinados motivos a lo largo de la vida. Sin embargo, no todas las personas reaccionan de la misma manera ante él. En algunos casos, el dolor puede causar perplejidad, nos puede hacer perder el control y la orientación, como sucede también con el pánico. Nada de eso ocurrió con los que tuvieron que sufrir el dolor por la muerte de Micaela. Especialmente, con los principales afectados: su familia, sus compañeros y sus seres queridos.

El psicólogo Enrique Pichón Riviere nos dice: “La tristeza se debe combatir, es necesario como profilaxis, porque a partir de la depresión nacen todas las enfermedades mentales”. Desde el primer momento, los padres y los compañeros de Micaela transformaron el dolor en otra cosa. Ese es el tema de este capítulo final, que no es un punto final sino un signo de admiración, y una de las cosas más singulares de este Caso.

Infinidad de veces hemos visto a las cámaras de televisión asediar a las madres en medio de la tragedia, esperando el grito de venganza y agitando los peores fantasmas. Los padres de Micaela, desde el momento de conocerse la noticia, nos emocionaron a todos por su entereza, su claridad, sus ganas de no quedarse quietos ni dominados por la tristeza. 

Ya le hemos dedicado un capítulo especial al Abrazo a Micaela en Concepción del Uruguay. La música, las imágenes, las banderas, las consignas, los discursos. Nada de eso tenía que ver con una resignación pasiva ante el dolor. Su despedida fue abrir nuevamente los puntos suspensivos.

En una de las paredes de la Escuela Técnica N°1 Dr. Luis Mac Kay, hay un mural en homenaje a Micaela, que recuerda el lugar donde fue captada. Si bien fue coordinado por Julio Saldaña y Nora Cosso, y causó una enorme impresión en ellos, es el producto de un homenaje de sus compañeros del Movimiento Evita de Gualeguay, y su creación fue colectiva, realizado por un grupo de personas que se conocieron en ese momento. Nada más lejos del dolor que el trabajo solidario.

La competencia anual que tienen los profesorados de Educación Física de todo el país se llama “Intertribus”. Se dividen a los estudiantes en dos equipos y compiten en todas las disciplinas deportivas varones y mujeres. Micaela era una de las líderes de su tribu, elegía entre los ingresantes a los más aptos para cada competencia e intentaba convencerlos para que formen parte de su equipo. Durante el año pasado, lejos de suspenderse esa competencia, sus compañeros la tuvieron presente en cada evento. Se realizaron minutos de silencio en el que se abrazaban ambos equipos, se colgaron banderas con su nombre en las tribunas, se cantaron canciones. Sin embargo, el deporte y la alegría no se detuvo. En eso hay que destacar el trabajo de la Uader, que tuvo que remar contra una situación profundamente traumática.

Además del merendero en Gualeguay, se multiplican los espacios vinculados al trabajo social que llevan el nombre de Micaela García. Allí se continúa con su espíritu solidario a lo largo y a lo ancho del país. Ni hablar del trabajo de la Fundación “Micaela García”, coordinada por su madre, que desde el mismo día del Abrazo se comenzó a organizar para llevar adelante sus sueños, sus batallas contra el orden establecido. Un verdadero centro de coordinación, que trabaja con otras organizaciones contra la violencia de género de las maneras más diversas.

Sin ninguna duda, toda la cadena de responsables por la muerte de Micaela García, desconocían todo esto. Por una sencilla razón: hay de fondo un desprecio tan grande por la mujer en la mente de todo este aparato cultural y sus brazos ejecutores, que se impone tratarla como una cosa inanimada que no tiene derechos ni sueños. A pesar de la tristeza, la muerte de Micaela es un capítulo importante en la derrota de esta institución patriarcal, de este sistema injusto que más temprano que tarde va a caer.

Para que no haya más Micaelas #NiUnaMenos

Por Santiago Joaquín García, para Gualeguay Hoy.