Triaca: todas las mentiras la mentira

En el Boletín Oficial de este lunes se le aceptó, finalmente, la renuncia al ex Ministro de Trabajo, Jorge Triaca, devenido en secretario. Los “logros” de su gestión son elocuentes.

Mediante el Decreto 21/2019 del Ministerio de Producción y Trabajo, este lunes el presidente Mauricio Macri le aceptó la renuncia a Jorge Triaca desde el 4 de diciembre. En el artículo segundo de la norma emitida recién hoy pero conocida desde noviembre, Macri le agradece “al funcionario renunciante los valiosos servicios prestados en el desempeño de su cargo”. En esta nota te contamos cuáles fueron los servicios que Triaca le prestó a nuestro país.

Creación de trabajo

Algunos suponían, y la promesa de “Pobreza Cero” hecha por el presidente Mauricio Macri durante su campaña de 2015 lo avala, que en Argentina se generarían puestos de trabajo “de calidad”, según las palabras del oficialismo. La crítica venía a cuenta de que durante el kirchnerismo hubo un auge del trabajo cooperativo y es cierto que buena parte de los puestos de trabajo creados no fueron registrados. Sin embargo, durante la gestión de Triaca como Ministro de Trabajo, en nuestro país se perdieron centenares de miles de puestos de trabajo registrados y no registrados. Gualeguay Hoy en su balance expuso que, según cifras oficiales, sólo en 2018 casi 170 mil personas quedaron sin trabajo en blanco, y se calculan dos en negro por cada trabajo registrado que se pierde. Quiere decir que sólo en el año que pasó fueron medio millón de puestos de trabajo perdidos. A su vez, según cifras de la propia cartera laboral, sólo uno de cada cuatro puestos de trabajo creados durante la gestión de Cambiemos es registrado.

Derechos laborales

Pese al discurso oficial, repetido o complementado por fantoches como Espert y Milei, la tarea del ex Ministerio de Trabajo, hoy Secretaría (lo cual es una declaración de principios, respecto al valor que tiene el trabajador para este Gobierno), debe ser proteger, regularizar, fiscalizar los derechos de los trabajadores. La existencia de sindicalistas que se han enriquecido a costa de la corrupción (como el padre del propio Triaca, quien gracias a su apoyo a la dictadura militar y al menemismo, se vio favorecido con la pérdida de derechos de sus representados), no significa que los trabajadores deban perder derechos adquiridos. En todo caso, debe investigarse el accionar de los malos sindicalistas y actuar en consecuencia. Durante su gestión, lejos de cumplir su labor, se alió con lo peor de la burocracia sindical para evitar paros y protestas. Los trabajadores que no perdieron su trabajo, vieron su salario mutilado por la inflación y el impuesto a las ganancias (otra promesa sin cumplir). Sólo en el último año, con una inflación cercana al 50%, más del noventa por ciento de los gremios cerraron paritarias a la baja lo que representa un virtual recorte de sueldos. A su vez, una paradoja del destino, el mismo día que se aceptó su renuncia en el Boletín Oficial, el Gobierno aceptó en el Registro de Asociaciones Sindicales de Trabajadores a la “Asociación Sindical de Trabajadores de FlyBondi -F.B. Líneas Aéreas S.A.-“, esa aerolínea que con aviones prestados, con fallas y demás viene a colaborar con la destrucción de Aerolíneas Argentinas. Quiere decir que al Gobierno no le molestan los sindicatos corruptos; sólo los sindicatos que protestan.

Transparencia

Todo esto podría ser fruto de un error, “pasaron cosas”, el túnel se hizo muy largo y no vemos la luz, el segundo semestre nos quedó muy lejos, hay que arreglar setenta años de cagadas, etcétera. Podríamos suponer que este hombre, Jorge Triaca, es un honesto servidor que no tiene la culpa de ser hijo de uno de los sindicalistas más corruptos de la historia argentina. Sin embargo, su gestión también estuvo marcada por la falta de transparencia, gran bandera de Cambiemos durante la campaña. Hay que recordar un par de eventos importantes. A principios del año 2018, Triaca se vio envuelto en un escándalo luego de que trascendiera un audio en el que insultada a una empleada doméstica que trabajaba para él. «¡Sandra no vengas, eh! No vengas porque te voy a mandar a la concha de tu madre. ¡Sos una pelotuda!», le advirtió el ex funcionario a través de un mensaje de WhatsApp. Sandra Heredia, denunció que el entonces ministro la tenía contratada de manera informal, y que mantenía un cargo en el intervenido Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU). Además, Triaca se destacó en 2017 por ser el funcionario que más familiares tenía en el Estado. Mariana, una de sus hermanas ocupó un cargo en el Banco Nación. La pareja de Mariana, el cuñado de Jorge, Ernesto Martí Reta, fue nombrado en el directorio del Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE). Otra hermana del ministro, Lorena, también se desempeñó en el Estado, más precisamente como directora de la Agencia de Inversiones. María Cecilia Loccisano, la mujer Triaca, fue designada subsecretaria de Coordinación Administrativa del Ministerio de Salud. Finalmente, cabe destacar que el funcionario se va del Gobierno con un patrimonio declarado que supera los cuatro millones y medio de pesos que incluye bonos de la deuda externa argentina.

Es probable que la gente que no puede ver más allá de la grieta me acuse de peronista. Me tiene sin cuidado. No sólo es una mentira, lo más grave es que ese cartel no anula todo el daño que este funcionario de un área emblemática le ha hecho a nuestro país. Hasta que no pongamos el bien de la Argentina como línea divisoria de todas las discusiones, no vamos a salir adelante. Nosotros, seguiremos ejerciendo el periodismo gobierne quien gobierne.