Se reabre hoy la inscripción a la Tecnicatura Avícola

Durante esta semana en el tercer piso del Complejo Educativo, está abierta la inscripción para la carrera dependiente de Uader. El 11 de febrero comienza el propedéutico.

Dialogamos con el Médico Veterinario Carlos Delmonte, coordinador de la Tecnicatura Avícola en Granja y Producción; y el Profesor Mario Navarro, docente de la carrera, quienes dieron cuenta de esta oferta que se reabre en nuestra ciudad. Gualeguay Hoy mezcla sus voces para facilitar la lectura:

“Queremos contarles que Uader, de la cual dependemos nosotros, nos ha habilitado la cohorte 2019, o sea que vamos a tener un año más de la Tecnicatura Avícola y para nosotros eso es una gran noticia”, comenzaron. Luego, dieron precisiones: “Este lunes (por hoy) comienza el segundo turno de inscripción, y se va a desarrollar durante toda la semana. Se pueden informar en el Complejo Educativo Sara Salas de Berisso, en el tercer piso. Se estará inscribiendo durante toda la semana y el propedéutico comienza el 11 de febrero”, detallaron.

“La salida laboral es natural”  

Los responsables de la carrera, destacaron su carácter estratégico: “La idea es hacer crecer esta carrera que es muy importante para Gualeguay, porque entendemos que la salida laboral es natural porque estamos en un polo avícola, y como hijos de Gualeguay, queremos que algo que comenzó en Gualeguay, está marchando bien, queremos hacerlo crecer y que permanezca en la ciudad. No como nos pasa a veces, ser noticia por perder algo sino por agrandarlo”, indicaron. Luego, explicaron que no hay cupo: “No tenemos tope de inscripción. Nuestro anhelo es tener una matrícula de cien alumnos. Capacitar en estos tiempos para la salida laboral es importantísimo”, remarcaron y agregaron: “Tenemos la posibilidad de que tanto Soychú como Domvil tienen convenios firmados los cuales nos posibilitan las prácticas activas en las instalaciones de ellos. A nivel universitario, como es esta carrera, es muy importante que el alumno no sólo adquiera los conocimientos teóricos en el salón de clases, sino que los complemente con la parte práctica. Lo cual después le da un valor agregado al esgresado o al futuro profesional que lo pone en una posición mejor para conseguir trabajo”, auguraron.  

Sobre las características

Párrafo aparte, se refirieron a una pintura general: “La carrera habilita no solamente a la parte específica, sino que hay una formación integral. Se da idioma, administración, comercialización, lo que significa que la carrera hace una formación integral del alumno. Porque no todos los que estudian terminan trabajando en la parte avícola, pero sí los prepara para poder desarrollarse en la vida porque le permite expresarse, tener personas a cargo. Los que hemos estudiado nos damos cuenta que lo podemos volcar en la sociedad, y hasta en la familia. Los prepara para ser mejores personas y ver un poco más allá en la vida. Los jóvenes a veces no entienden que si no nos capacitamos no tenemos posibilidad”, describieron.

Se destrabaron las pasantías

Finalmente, aclararon el problema que había con las pasantías hasta hace un tiempo: “Era un tema bastante complejo, y el año pasado lo pudimos destrabar a nivel académico, por intermedio de una resolución que habilitó las prácticas profesionalizantes, lo cual libera un nudo que teníamos ahí, y pudimos liberar alrededor de treinta alumnos que hoy ya están recibidos por una cuestión administrativa y otros por recibirse”, contaron y recordaron: “Por ahí en la sociedad quedó la idea de que había dificultades para terminar la carrera, pero fue subsanada, y nos liberó y facilitó la conclusión de la carrera. Gracias a la gestión de la Doctora Ahibe y el Profesor Navarro, contando con el aval de la Uader, se liberó no sólo la tecnicatura avícola de Gualeguay, sino todas las prácticas profesionalizantes de la Uader, así que pudimos contribuir a que otras carreras de otros lugares, se beneficiaran del proyecto que se fogoneó acá en Gualeguay”, remarcaron. Cerraron retomando la invitación: “Los invitamos a todos a inscribirse y a aprovechar el privilegio de poder ingresar a un aula a capacitarse”.