Mesa Redonda: Paridad de Género ¿Qué opinan las mujeres de Gualeguay?

Dialogamos con Marcela Antola, Veronica Berisso, Silvia Da Roz, Malvina Felin, Mabel Nogués y Selva Olivera.

Políticamente, unas de un lado y otras del otro. Algunas representando al pueblo en las bancas, otras militantes sociales sin cargos publicos, y otras trabajadoras de la educación. Gualeguay Hoy quiere saber qué piensan las voces femeninas de nuestra localidad con respecto al proyecto de reforma política en Entre Ríos. Del total de convocadas, algunas contestaron y las podremos leer en este informe, otras decidieron no hacerlo. Hay diferentes opiniones, distintas miradas sobre la importancia de los cambios que se impulsan. Repasamos la lista ordenada alfabéticamente y conocemos las posturas de cada una de ellas.

Como introducción, y para que no queden dudas de lo que estamos hablando, adjuntamos el Art. 65 del proyecto:

Marcela Antola: Concejal Cambiemos

«En mi opinión no creo en la reforma de paridad de género, porque desplaza a personas que pueden interpretar mejor la voluntad popular y no integrar listas solamente con el fin de cumplir un cupo. Me parece que es injusto por cuanto coloca un techo del 50% a ambos sexos, y excluye a candidatos solamente por su condición de sexo, exacerbando la situación de vulnerabilidad del sexo femenino y quitando así la posibilidad de que puedan hacerlo por mérito propio«
Siguiendo su postura Antola destaca, «Hay mujeres políticas, inteligentes y capaces para integrar listas, que no necesitan ser puestas a dedo para ocupar un lugar en las listas por cumplir con el artículo 65 del proyecto de ley. Solo por destacar algunas mujeres de la política, como Alicia Moreau de Justo, Florentina Gómez Miranda, Norma Morandini, Elisa Carrió, María Eugenia Vidal, Margarita Stolbizer, llegaron a desempeñarse en sus cargos sin existir un cupo».

Veronica Berisso: Concejal Cambiemos

«Lo de la paridad de género en las listas en lo personal no estoy de acuerdo, porque se va a terminar poniendo personas solo por su género y creo que hay capacidades o otras cosas a evaluar. Si bien me parece que al haber más mujeres puede haber otra sensibilidad. En el 50 y 50 nos estamos olvidando otros géneros. Debería haber otra forma de evaluar al futuro integrante de alguna lista. Creo que hubiese sido mejor poner un porcentaje obligatorio pero no definiendo lugares lo que hace que tengamos nosotras que luchar para lograr el mejor lugar posible«.

«Las mujeres debemos abrirnos camino por nosotras mismas porque si nos ponen en una lista por obligación es que no te costó nada y tampoco vas a buscar hacer mucho porque lo tenés garantizado».

Silvia Da Roz: Multisectorial de Mujeres

«En mi opinión, todo avance en la paridad de género es beneficioso, y es beneficioso para la sociedad en sí misma. Romper con las estructuras patriarcales es una lucha que si bien lleva muchísimos años, avanzar con la letra y con lo que implican estos nuevos cambios en la estructura jurídica es un avance enorme, a pesar de lo que significan los cambios culturales sean procesos más lentos. Yo creo que cualquier actividad en donde haya que tomar decisiones (espacios políticos, gremios, sindicatos) ha sido un terreno exclusivamente machista y que las definiciones y los cargos han sido siempre copados por los hombres».

«Poder poner en la agenda las problemáticas de género viene de la mano de la fuerza que nosotros le ponemos en los movimientos de mujeres. Hay mujeres que nos vamos empoderando, hay generaciones nuevas que van haciendo escuchar sus voces. Yo se que resultan incómodos algunos temas, mucho más para una sociedad que está atravesada por el colonialismo cultural, por un pensamiento dogmático, religioso, cerrado. Es una sociedad en la que plantear temas como el aborto por ejemplo, a la vista está lo que genera, plantear la paridad en la repartición de tareas y cargos también ocasiona resistencia. En general la voz del hombre está envuelta en un halo de autoridad que la mujer no lo tiene, y yo estoy convencida que no lo tiene justamente por la falta del ejercicio«.

Respecto a su opinión en cuanto al impacto que generará en la situación actual de las mujeres, Da Roz responde: «La equidad de género significa que mujeres y hombres independientemente, de sus diferencias biológicas tienen derecho a acceder con justicia y con igualdad al uso, al control y al beneficio de los mismos bienes y servicios de la sociedad. Así como la toma de las decisiones de la vida social, económica y política. Creo que el empoderamiento de las mujeres es fundamental para promover el desarrollo social, para ampliar una mirada que se complementa con otra, para proponer cambios, modificaciones, mejoras, trazar objetivos de sustentabilidad en diversos ámbitos. Las decisiones que se pueden tomar en conjunto sólo pueden ocasionar un resultado de beneficios amplios sin dejar afuera a nadie».

«En futuros debates debemos tener en cuenta la viabilidad y operatividad de la normativa, se debe trabajar en las urgencias y en las prioridades. Si a pesar de que existe una ley como lo es la 26.485 de protección, prevención, y erradicación de la violencia contra las mujeres, el Estado sigue sin hacerse cargo, produciendo un abandono a las mujeres víctimas ¿De qué sirve la ley?. Un ejemplo en Gualeguay, es el trabajo que venimos realizando para la concreción de un refugio para las mujeres y niños víctimas de violencia de género y la respuesta de los funcionarios municipales se ha visto diluida en idas y vueltas. En concreto no se ha hecho nada, y las mujeres tienen las urgencias ahora».

Malvina Felin: ONG «Incluir»

«Estoy totalmente de acuerdo con que sea el 50 y 50, ya que ahora se impulsa la igualdad de condiciones por eso sería correcto el proyecto de Reforma Política. Las mujeres, buscamos equipararnos en todo ámbito de la sociedad, aunque dista mucho de nuestro objetivo a poder conseguirlo, es una lucha cotidiana, pero que con gran PERSEVERANCIA Y TRABAJO EN EQUIPO, LO VAMOS A LOGRAR».

«Cuestiones para debates a futuro, primero y principal, que se pueda lograr realmente la equidad salarial, la igualdad de oportunidad laborales que es la base fundamental para que la mujer crezca hoy y pueda despegar sus alas, también el respeto, el buen trato y especialmente aprender a trabajar en equipo».

Mabel Nogués: Rectora Escuela Normal

«Desde el contexto laboral en el que desempeño mi trabajo diario, como Rectora de una Institución Educativa centenaria cuyo objetivo fundamental está ligado a la enseñanza y desarrollo de las habilidades de las personas que cursan un extenso trayecto educativo en todos los niveles de enseñanza, considero correcto que se piense, se debata, se proponga y se avance hacia la equidad entre hombres y mujeres en tanto igualdad de oportunidades en el trabajo, no importa cuál sea ese trabajo. Cuando comencé mi carrera en cargos directivos no solo mi condición de mujer sino también mi edad hicieron que me costara un poco más mi desempeño en la gestión educativa. Por mi temperamento y carácter siempre salí adelante y con facilidad me gane mi lugar como líder dentro de las instituciones, donde también la desigualdad histórica entre hombres y mujeres tuvo lugar cuando se trata de cargo directivos si hablamos de autoridad pedagógica. Por mi propia experiencia es que lo considero el inicio de un avance sobre causas más profundas que incrementan la inequidad«.

En cuanto a su opinión con respecto a la situación actual de las mujeres, Nogués responde: «Las mujeres asumimos el compromiso de contar con las mismas oportunidades de ingresar y desarrollarnos en la vida de la misma manera que los hombres, en todos los ámbitos. Creo que esta situación inicia en los hogares que están tendiendo al equilibrio al interior de las familias en lo que tiene que ver con las tareas propias de la casa y el cuidado de los hijos, a mi madre le sorprende gratamente ver tantos hombres solos empujando los coches de sus hijos en la calle y ver que el hombre puede afrontar cualquier situación sin estar presente la madre. Fomentar la participación de los hombres en las tareas del hogar es un buen inicio en el desarrollo personal y profesional de las mujeres. En el nivel terciario vemos a última hora del turno que llegan los maridos con los niños atrás a esperar la salida de la mamá, espero que ellos sean conscientes de lo positivo que esa ayuda para que la madre pueda estudiar e incorporarse al mundo de la docencia como un sueño posible».

Selva Olivera: Concejal Frente para la Victoria

«Creo que las cláusulas introducidas son de gran valor, puesto que, las mujeres hemos luchado muchísimo a través de los siglos y hemos llegado a una actualidad en la que no nos asusta poner la voz en alto para defender nuestros derechos. Sí es una pena que tengamos que dejarlo escrito cuando es una cosa que debería darse por sentido común, naturalmente. Pero si estas palabras introducidas en una ley nos permiten tener la igualdad de género bienvenida sea, las celebro tremendamente. Espero que todas las mujeres hagamos honor a esto y podamos tener la voz en alto, defendiendo los derechos de los más jóvenes, los más vulnerables, los niños, de las personas con discapacidad y de todos aquellos que ven vulnerados sus derechos».

«La mujer es altamente sensible a todo esto y tener igualdad dentro de una cámara, dentro de un concejo, es de un valor supremo a mi entender. Sí me gustaría que todas las mujeres pudiésemos ejercer este derecho porque lamentablemente a nivel local no veo que hagamos honor a esta lucha. Ya desde el año pasado estoy entristecida y tremendamente avergonzada, porque he tenido en la mano la oportunidad de que la emergencia de género que salió dictada por el Concejo Deliberante no tenga ninguna medida que acompañe y haga efectiva la medida. Nosotras mismas dentro del Concejo no hemos sabido defender esto, si bien el bloque del FPV originó este proyecto de ordenanza yo pensaba que todas las mujeres del Concejo íbamos a levantar la mano y lamentablemente fuimos solo dos, mi compañera de bloque y yo, quienes hicimos honor a ser mujer, el resto de las mujeres no se dieron por aludidas, incluso manifestaron casi un repudio hacia un proyecto tratando de ensuciar, de ignorar la emergencia que estábamos dictando en ese momento. Por eso estoy entristecida, porque por un lado avanzamos a pasos agigantados y por otro retrocedemos«.

Cerrando su declaración la concejal del FPV dijo: «Estos tiempos son difíciles para la mujer, empezamos a hablar todo aquello que teníamos guardado desde hace mucho tiempo, en donde las mujeres estábamos sometidas a un patriarcado sin sentido, insensible, empezamos a hablar, a gritar y parece que la crueldad, la saña, la violencia, se ejerce cada vez más. El relato de los medios de comunicación, ya sean en tv, en radios, medios digitales o en papel lo demuestran cada día. Las mujeres estamos recibiendo esta carga de crueldad día a día y los relatos son escalofriantes. Esto nos obliga a buscar espacios de consenso, donde el poder no sea ejercido por un género. Ojalá todas las mujeres se vean sensibilizadas por estos proyectos que han conseguido nuestras propias compañeras».

Para cerrar el informe queremos agradecer a todas por sus respuestas, y pedirles disculpas si hemos tenido que acortar algunas intervenciones condicionados por la extensión de este trabajo.