La audiencia de Casación para tratar las condenas por el femicidio de Micaela García es el 21 de mayo

Se tratará el pedido que presentó la defensa de Sebastián Wagner y de Néstor Pavón, en pos de que se revise el fallo que en 2017 los condenó; al primero a cadena perpetua por el femicidio de Micaela García y al segundo, a cinco años de prisión efectiva por encubrimiento.

Pasó un año y medio de aquella mañana en que el Tribunal de Juicios de Gualeguay dictó la sentencia por el femicidio de Micaela García, donde ninguna parte quedó conforme del todo. En aquel entonces se dictó la condena a prisión perpetua para Sebastián Wagner por el asesinato y la pena de cinco años de prisión para Néstor Pavón por encubrimiento. Por eso, aquel fallo será analizado por la Cámara de Casación Penal de Paraná el 21 de mayo a las 10, según confirmó el Dr. Jorge Impini.

La defensa de Pavón quiere su absolución y la Fiscalía perpetua. Será la incógnita de la Audiencia de Casación.

Micaela fue raptada y asesinada el 1° de abril de 2017, en el recorrido entre el boliche King y su departamento. Concretamente, fue capturada en las inmediaciones de la Escuela Técnica N°1. La estudiante estuvo desaparecida y fue hallada una semana después cerca de la entrada de Seis Robles. Wagner siempre estuvo en el centro de las sospechas y fue detenido, tras fugarse, en Moreno, Buenos Aires. También cayó Pavón, el dueño del lavadero donde trabajaba el violador serial durante su libertad condicional y quien facilitó la huida del principal imputado. Además, fue imputado y llevado a juicio Gabriel Otero, pero quedó demostrado que no tenía nada que ver con el hecho.

En el extenso debate realizado seis meses después del femicidio, el Ministerio Público Fiscal, representado por el Dr. Ignacio Telenta, hoy Juez en Gualeguaychú; y la querella, (Jorge Impini), acusaron a Wagner y Pavón por el abuso sexual y el homicidio agravado, y pidieron perpetua para ambos, en tanto que desestimaron la imputación contra Otero, quien resultó absuelto.

La defensa oficial de Wagner planteó su culpabilidad en el abuso sexual, pero su inocencia respecto de la muerte de la víctima. Por su parte, los defensores de Pavón, Andrés Carvajal y Horacio Barreto, pidieron su absolución por «falta de pruebas» y sostuvieron que estuvo cenando con su hijo y Wagner, y luego se fue a dormir. El tribunal presidido por Roberto Cadenas concluyó que Wagner había actuado con alevosía para lograr su impunidad y en un contexto de Violencia de Género. Pero respecto de Pavón, consideró que, tal como él confesó, ayudó a Wagner a irse a Moreno, pero no por problemas con su pareja, sino porque sabía que su empleado había cometido el crimen, aunque no les quedó claro el motivo de tal encubrimiento.

Esto será, en parte, lo que se debatirá el 21 ante el Tribunal de la Cámara de Casación, integrado por Marcela Badano, Marcela Davite y Hugo Perotti. La Fiscalía insistiría por la perpetua para los dos acusados. La defensa de Wagner intentará una pena menor; y los representantes de Pavón pedirán su absolución o, al menos, una sanción más leve, ya que los cinco años que le impusieron es la pena máxima del encubrimiento agravado y no se tuvo en cuenta ningún atenuante. Cabe recordar que, antes de aquel debate había sido condenado mediante un procedimiento de juicio abreviado, Fabián Ehcosor, la pareja de la madre de Wagner, por haberle dado resguardo en Moreno durante los días en que estuvo prófugo. Acordó, en esa oportunidad, tres años de prisión condicional. Otra derivación del caso fue el jury contra el juez de Ejecución de Penas de Gualeguaychú, Carlos Rossi, por haber otorgado la libertad condicional a Wagner, pese a los informes desfavorables de los profesionales que lo analizaron. En este proceso, el magistrado quedó absuelto, en un fallo del jurado de enjuiciamiento que causó amplia polémica.

Fuente: Diario UNO