Invitan a jugar al Rugby Femenino en Jockey Club Gualeguay

Dialogamos con Jennifer Navarro, integrante del equipo femenino de Rugby de Jockey Club Gualeguay, quien convocó a agrandar este equipo en formación.

Además de ganar derechos a fuerza de mucha lucha, las mujeres practican deportes que antes estaban reservados exclusivamente para los hombres. Por tal motivo, Jennifer Navarro, le contó a Gualeguay Hoy sobre el rugby femenino en el Jockey Club: “Comenzamos con el rugby a mitad del año pasado. Tuvimos gran concurrencia y cerramos el año con aproximadamente veinte chicas”, recordó. El año pasado estuvieron dirigidas por Emanuel Hermoso, pero hay cambios: “Este año será Nahuel Elena el director técnico”, explicó. La actividad vuelve este martes 29 y la idea es convocar a más mujeres a sumarse y hacer crecer la actividad: “Los días de entrenamiento serán martes y jueves a las 14.30 horas, al igual que el año pasado. Comenzamos el martes 29 e invitamos a toda mujer mayor a 14 años sin límite de edad que se anime a aprender el deporte”, convocó. Es un momento ideal para sumarse: “Somos un equipo que continúa aún en formación con muchas reglas y destrezas que nos quedan por aprender todavía”, explicó y puso fechas y datos: “El próximo 10 de febrero vamos a tener nuestro primer Five amistoso en Gualeguaychú. Los entrenamientos son en el Hipódromo local, y bueno, mi número de teléfono (3444-508327) lo dejo por consultas e inscripciones ya que soy la formadora del equipo y jugadora también”, explicó.

Derribando mitos

Se entrena en el Hipódromo los martes y jueves a las 14.30

Aprovechamos el diálogo para consultarle por lo que representa que las mujeres se animen al rugby: “Soy profe de infantiles de rugby del jockey y la idea surgió de la simple pregunta: ‘Qué hermoso deporte, ¿Por qué no hay de chicas?’ Arrancamos con el tabú de la poca concurrencia justamente por ‘ser de hombre’, pero nos vimos súper sorprendidos por la cantidad de interesadas”, recordó. La tendencia va cambiando: “Hoy vemos que las chicas se animan más, y más allá de que por ahí en lo cotidiano recibimos uno que otro comentario del tipo ‘están locas ya no saben qué hacer’ no hacemos mucho caso, porque no lo hacemos por capricho a la competencia masculina, sino que lo hacemos porque, simplemente, nos enamoró el deporte y queremos seguir aprendiéndolo sin importar opiniones ni circunstancias”, argumentó. Jennifer sabe que les falta mucho camino por andar: “Todavía no es algo común en nuestra ciudad igual. La gente te pregunta dos veces cuando decis: ‘juego al rugby’”, explicó. En el cierre, le pedimos que derribe otro mito, vinculado a la violencia: “Si bien el rugby es un deporte de contacto que a la vista ajena puede parecer bruto, es dentro de las prácticas donde se aprenden las técnicas para cuidarse a uno mismo y cuidar al rival para que sea un juego limpio y sano y no haya ningún tipo de lesión. De todos modos, la modalidad femenina se juega SEVEN. donde en vez de enfrentarse 15 jugadores (como lo hacen los hombres) se enfrentan 7, en la misma cancha, lo que ocasiona que haya un poco menos de choque que en el rugby masculino”, finalizó.

No les importa lo que digan