Félix Paredes (2 Arroyos): “Les pido a los vecinos que tengan paciencia, esto es desarrollo, es bienestar”

Un acto de vandalismo de un vecino enojado retrasó la obra en calle Epele. Dialogamos con el responsable de 2 Arroyos, Félix Paredes; y con el Secretario de Obras Públicas, Guillermo Ántola, quien pidió castigo de la Justicia.

En primer lugar, le pedimos a Félix Paredes, Coordinador de Obras de la Empresa 2 Arroyos, quien se refirió al incidente pero también al curso de las tareas: “Estamos trabajando, muy complicados en esta zona. Junto con Ahonoiken van a ser las más complicadas en esta etapa. Acá se debe a que la cañería de agua, con una antigüedad de 45 años, estaba bastante deteriorada. Se tuvo que hacer la red de agua. Eso nos llevó tiempo, el clima no nos está ayudando, ha llovido bastante, este fin de semana también se ha pronosticado lluvia”, comenzó. Sin embargo, un vecino que estaba apurado porque terminen, rompió un caño madre y causó graves daños que en el día de hoy se estaban reparando: “Estamos saliendo ya, en la última cuadra, debido a un incidente estamos parados hoy, y tratando de readecuar el proyecto que teníamos previsto para terminar esta etapa”, contó y siguió sobre el hecho delictivo: “Lamentable, primero porque nos conocemos todos. Estamos todos luchando para que Gualeguay cambie, somos todos gente de Gualeguay los que estamos trabajando acá. El vecino debe entender que la propiedad privada termina en la línea municipal. O sea que, si hay una disposición municipal que dice que debe hacerse una calle, se tiene que hacer, al no haber calles premoldeadas todavía”, comentó.

“Estamos en una situación complicada”

Paredes pidió respeto por los trabajadores: “En la etapa inicial se les explicó, que había que sacar los coches, que iban a estar parados una o dos semanas. Esto va todo con cordón cuneta. El hormigón no lleva menos de catorce días. Son todas las molestias que acarrea el progreso. Después la zona cambia, ya no tienen más cordón cuneta, cambia todo. Pero esto tiene un sacrificio inicial que el vecino de alguna manera se lo tiene que bancar. Me molesta que la gente que tiene que venir a trabajar tenga que soportar insultos y amenazas. Estamos en una situación complicada”, lamentó. También pidió acompañamiento de las autoridades: “Hablé con el Jefe de Policía y con el Intendente pedí garantías para poder trabajar. Porque si no, no lo podemos hacer”, remarcó.

El caño roto retrasó los trabajos y provocó un daño en la Empresa 2 Arroyos

No es una cuestión política

Tanto Paredes como Ántola, al que entrevistamos a continuación, negaron que esto tenga que ver con cuestiones políticas, cosa que trascendió por el apellido del denunciado: “Estoy al margen de la política, no tengo nada que ver. Somos obreros de la construcción, venimos a trabajar todos los días, y ya con eso tenemos un problema. No hay una excusa válida para hacer esto. Si uno les avisa a los vecinos que saquen los autos porque tenemos que excavar, tuvimos que hacer la red de agua nueva en ese lugar. Estamos casi a un metro cincuenta de profundidad que es el nivel de la cloaca. Ahora tenemos que tapar todo el barro que se produjo ayer por la rotura del caño”, graficó. Para colmo, la empresa sufrió un daño, y ya hay hecha una denuncia en sede judicial a la que Gualeguay Hoy pudo acceder: “Siempre tengo cosas previstas como puede ser esto de cambiar una cañería de agua, pero si me surgen estos imprevistos, como que alguien rompa un caño de agua, lleva a un montón de daño. ¿Quién se hace cargo de eso? Tenemos que tener un poco más de acompañamiento de las autoridades para que nos resguarden de este tema. A nosotros nos está causando una pérdida de la que nadie se va a hacer cargo”, argumentó.

Buen avance de obra

Pese a los inconvenientes, Paredes comentó que se avanza dentro de lo previsto: “Les pido a los vecinos que tengan paciencia, esto es desarrollo, es bienestar. Que nos dejen trabajar tranquilos, porque hoy tuve que trabajar otro equipo de trabajo que estaba previsto”, indicó. Los plazos son exigentes por cuestiones crediticias: “Tengo que cumplir con el plan de trabajo, el Banco Mundial dice son tantos días de corrido, y son días corridos. De todas maneras, calle Echague ya está lista para hacer suelo cemento y colocar la mezcla asfáltica. Arrancamos con el 3 de Caballería que tampoco estaba previsto con otro frente de trabajo”. En un par de semanas se espera terminar: “Estamos duplicando el equipo, y estimo que, a fines de mayo, primeros días de junio ya la calle Güemes y la calle Echague van a tener mezcla asfáltica. Y ya quince después terminaremos todo lo que es Epele”, auguró. Las exigencias del Banco Mundial no son un detalle menor: “Ha sido muy estricto respecto a eso. Lleva multas, lleva un montón de cosas si no cumplimos con la expectativa de la obra”, cerró. Finalmente, Paredes destacó que se está dando trabajo a vecinos de nuestra ciudad: “Toda la gente que trabaja acá es de Gualeguay, tengo dos obras que me salieron en Carbó y Paranacito en la que también empleo gente de acá. En el Acceso Sur de Paraná tengo gente de Gualeguay. Siempre priorizo Gualeguay y Bomberos, porque en la plantilla siempre hay gente que trabaja en el Cuartel”, finalizó.

Ántola: “Esto es progreso neto”

Ántola condenó el hecho vandálico y se refirió a la obra

Finalmente, dialogamos con el Secretario de Obras y Servicios Públicos de la Municipalidad de Gualeguay, Guillermo Ántola, quien también condenó el accionar del vecino denunciado: “Forma parte de una conducta de la sociedad que algunos interpretan como que no se están produciendo cambios. Debemos vivir en democracia, en una convivencia donde no haya intolerancia ni hechos de violencia injustificados e injustificables”, comenzó. Luego, sobre el condenable suceso: “Este hecho concreto, hecho por un ciudadano de Gualeguay que ya está denunciado, quien por sentirse perjudicado temporariamente en su actividad comercial en un lugar donde se va a hacer una calle que va a beneficiar todo un barrio y a una comunidad; este personaje pasó a romper un caño madre,  manualmente, con algo contundente”, relató. Esto, como dijimos es un daño importante: “Perjudicando notoriamente a la Empresa 2 Arroyos, ya que la misma tiene que primero reparar, luego desbarrar, y lograr que todo eso oree, y culminar con la compactación. Quiere decir que él mismo se perjudicó porque el proceso va a ser mucho más largo frente a su negocio”, resaltó. Y como si esto fuera poco, perjudicó a sus vecinos: “A su vez, dejó sin agua al Barrio Pancho Ramírez y zona de influencias, lo cual configura un delito mucho más grave. A mí me parece que sobre estas cuestiones hay que ser muy firme, porque no puede ser que la gente no permita el progreso de la ciudad”, exigió Ántola en un mensaje hacia la Justicia. A su vez, resaltó el peso de la obra: “Porque esto es progreso neto, es integración de un barrio a la Comunidad, es una vía alternativa de salida para la Avenida Illia y Ruta 11. Es algo que beneficia a toda la Comunidad de Gualeguay, y por un intolerante, por una persona que no acepta vivir en Comunidad, me parece que la Justicia tendría que reparar de alguna manera este daño económico y en la vida misma de la Comunidad de la Zona Norte”, finalizó.