Feersa somos todos

Hay cientos de familias que tienen puesta su esperanza en la reapertura del frigorífico de caballos que fue vaciado por la familia Veronesi. Gualeguay Hoy aporta una opinión sobre el tema.

Algunos periodistas tuvimos la suerte de compartir diferentes momentos con los trabajadores de Feersa. Los cortes en el ingreso a la ciudad; las manifestaciones en la puerta de la Municipalidad; los reclamos en la puerta de la empresa; las gestiones en diversos lugares; las guardias nocturnas intentando resguardar el predio del frigorífico; entre tantas otras circunstancias. Son gente honesta, laburantes, algunos de los cuales le entregaron buena parte de su vida a una empresa que les dio la espalda en un momento muy difícil de nuestro país. Escuchamos sus historias, los vimos haciendo malabares para sostener a sus familias ante la falta del cobro de sus habares que ya lleva más de un año y medio. Pudimos conocer sus intenciones, sus proyectos. Lo único que quieren, y esto se refiere exclusivamente a los empleados, es trabajar. Nada más. Y nada menos. Quieren ganarse el mango poniendo el pecho como lo han hecho siempre. No quieren rosca, no quieren llenarse de dinero a costa de nadie, ni tampoco tienen otros intereses ocultos. La fuerza que los moviliza y los mantiene unidos es la esperanza en recuperar su fuente de trabajo, con la que han levantado familias, proyectos, vidas. 

Todos los actores  

No es una tarea fácil volver a poner en marcha esa empresa. Lo que está claro es que los trabajadores de Feersa necesitan muchas manos tendidas. De parte de los funcionarios políticos, hacerse cargo de sus responsabilidades. En primer lugar, que se abstengan de usarlos para la foto y nada más. Las elecciones dentro de dos años ya son historia, pero el futuro de esta gente no puede estar atado a un resultado electoral o a lo que diga una encuesta. Hay que dejar de lado las diferencias partidarias y empujar como ciudad para que las gestiones avancen. De parte de la Justicia, que se corra un poquito la venda, pero para ojear la realidad. Estas familias que se han quedado sin el sustento diario no pueden esperar que los expedientes se muevan solos de escritorio en escritorio. De parte de los legisladores provinciales y concejales, lo mismo que el resto de los funcionarios. Aprobar las leyes que sean necesarias para que las centenares de familias recuperen lo que se les robó injustamente. Los dirigentes sindicales tendrán que dejar de lado sus internas y sus ansias de protagonismo y poner a sus representados por delante. Sin trabajo no habrá cuota sindical, ni obra social, ni nada. Los medios de comunicación también: No es importante la primicia ni cómo sobresalimos nosotros. Hay que cumplir nuestra función social y entender que estos trabajadores no están acostumbrados a tratar con cámaras y micrófonos. Y los vecinos de Gualeguay tendrán que hacer gala de su cordialidad y solidaridad. Esta gente lleva más de un año sin cobrar y han sido estafados. No podemos exigirles lo mismo que a los vecinos que todos los meses cobran su sueldo sin demoras. 

Después hay tiempo

Una vez que logremos que reabra Feersa hay tiempo para todo. Para discutir la forma de organización, de empleo, para que el plan de trabajo sea sustentable, para que nadie estafe la buena fe de los trabajadores, para que la ciudad brinde herramientas a esta industria que tiene un impacto real en nuestra economía. Estamos hablando de setecientas personas, aproximadamente, que dependen directamente de esta fuente de trabajo. 

Si discutimos todo esto antes, y ponemos en marcha la máquina de transar y sabotear, vamos a perder todos. Más van a perder ellos, que son los protagonistas de esta historia. Pero nuestra ciudad, en un momento del país que es, claramente, recesivo, no puede dejar pasar la oportunidad de volver a despertar a este elefante dormido. Tiene un mercado cien por ciento destinado a la exportación y es una industria rentable que fue cerrada producto de maniobras fraudulentas. Tenemos el lugar, la mano de obra, los conocimientos, la materia prima. Si entendemos que Feersa somos todos, y que si ganan ellos, ganamos todos como ciudad; los vamos a ayudar, los vamos a acompañar y lo vamos a conseguir. Gualeguay Hoy seguirá aportando su granito de arena.