“El Tiempo todo entero” reestrena en Liebre de Marzo

Compartimos la palabra de Bruno Carboni, integrante de “El Tiempo todo entero”, obra de teatro que reestrena en Liebre de Marzo el próximo 7 y 8 de octubre.

– ¿Cómo nace El Tiempo todo entero? ¿De qué trata la obra?
– «El tiempo todo entero» nace después de una charla entre Gastón Díaz (el director) y yo por querer hacer la obra «El zoo de cristal» (un clásico estadounidense de los años ’40). Por cuestiones de lenguaje y texto de esa época, Gastón creyó conveniente realizar «El tiempo todo entero»: una adaptación libre de «El zoo…» realizada por la joven dramaturga argentina Romina Paula. La adaptación es llevada a la actualidad, respetando los personajes y vínculos. La obra trata sobre un momento clave en la historia de una familia. La relación entre la madre (Úrsula) y sus dos hijos (Antonia y Lorenzo) es un tanto dependiente uno de otros; los vínculos son muy fuertes, tanto entre madre y cada hijo, como entre los hermanos. La decisión de uno de ellos marcará un antes y un después en sus vidas. En el momento preciso, llega a la casa Maximiliano, un compañero de trabajo de Lorenzo, y va a traer algo de calma, pero al mismo tiempo, forma parte del momento clave de la obra. «El tiempo» toma personajes famosos y situaciones conocidas por todos, por ejemplo la pintora mexicana Frida Khalo, En base a los personajes de «El tiempo…» se buscó a los actores para hacer esta interpretación.
– ¿Cuál es tu rol en ella? ¿Quién es Lorenzo?

– Mi rol es el de hijo mayor. Aunque no se aclara quién es mayor y menor, acá es así. Lorenzo es un joven muy soñador. Es un apasionado por la lectura (libros, novelas). Tiene una relación muy intensa, hasta enfermiza, con su hermana Antonia. Con su madre disiente en muchas cosas, pero se necesitan el uno al otro. Tiene un compañero de trabajo, Maxi, con el que están empezando a ser amigos.
– ¿El tiempo (…) es la misma obra que estrenó hace un año o los espectadores van a encontrarse con novedades?
– Si bien los personajes y el texto son los mismos, al cambiar una actriz, cambia el personaje y su impronta, y por ende cambian los vínculos entre los personajes. Al cambiar los vínculos, el tinte de la historia se modifica un poco en intensidad. Podríamos decir que es otra obra totalmente diferente. Ni mejor, ni peor. Diferente. Es muy recomendable verla, porque cada espectador va a sentirse identificado con alguno de los personajes: como madre, hijo/a, hermano/a o amigo. Es una puesta muy íntima y cálida. El espacio teatral es muy familiar y pueden sentirse dentro de la casa (ambiente donde transcurre «El tiempo…)
Es esta oportunidad el equipo está formado por: Gastón Díaz (dirección), Laura Lucca (asistente), Agustin Colli (grafica), Giuliano Benedetti (escenografía), Christian Larroquette, Indiana Bonfanti, Marina Mendiburo y Bruno Carboni (actores).
– ¿Cómo pueden retirarse las entradas?
Las entras pueden conseguirse en Liebre de Marzo (o reservar por su cuenta de Facebook), en vinoteca Los Taninos o comunicándose con los integrantes del equipo.