El fiscal de Nogoyá aseguró que es falsa la historia del changarín de los 500 mil dólares

La Justicia dice que todo es mentira. “No hay empresario, ni camioneta, ni maletín, ni dólares, ni revólver”

Fue sin dudarlo, la historia del día el pasado lunes. El hombre humilde de Nogoyá que conmovió a todos en el relato que se hizo viral. José Sánchez, de 40 años, se gana la vida pintando casas y devolvió medio millón de dólares que encontró dentro de un maletín en plena calle. El muchacho, padre de familia, desempleado, que no aceptó la recompensa de un millón de pesos.

La ejemplar historia de Sánchez empezó a dibujarse el fin de semana, cuando el periodista local Maximiliano Medrano publicó en su muro de Facebook un último momento: “Hace unos minutos, un nogoyaense habría encontrado un maletín con aproximadamente 500.000 dólares. Ante el nerviosismo de semejante hallazgo, me mandó un mensaje porque no sabía qué hacer con dicho dinero. Me comuniqué con la persona en cuestión, se trataba de ‘José S.’quien nos prometió su visita en los estudios de radio (FM Libertad) para narrarnos detalladamente esta historia”.

De aquí en más, la gesta de Sánchez cruzó fronteras y se transformó en la buena noticia del día, en ese refresco necesario para paliar tantas pálidas, ese bálsamo que brinda la esperanza de que todavía se puede… En cada reportaje que Sánchez ofreció este martes, en la que contaba lo sucedido de memoria, insistía en que no quería una recompensa económica, sino un trabajo en blanco.

Los supuestos hechos

No queda muy claro, pero más o menos así: un hombre (Gustavo Schulz, dijo) bajó de su camioneta roja hablando por celular, discutiendo, con gestos ampulosos y abandonó -inexplicablemente- un maletín en una calle concurrida del barrio comercial Villa 3 de Febrero. Testigo de esa secuencia, Sánchez levantó el maletín, lo abrió, se obnubiló con la marea verde y se atragantó con el revólver negro.

El fiscal no le cree

Es la punta del ovillo de un gran cuento de ficción porque −según el fiscal− lamentablemente nunca existió. «Siendo las 20 horas del martes, estoy en condiciones de decir que todo es mentira«, le aseguró a el Diario Clarín el fiscal de Nogoyá Federico Uriburu. La fiscalía intervino porque tanto Sánchez como Medrano confirmaron que dentro del maletín había un arma de fuego.

Federico Uriburu, fiscal de Nogoyá

Mientras Sánchez sigue su raid mediático en la noche del martes, cumpliendo a pie juntillas la letra de su parlamento, el fiscal Uriburu le confirma a Clarín que «no hay empresario, ni camioneta, ni maletín, ni dólares ni revólver. Nadie vio nada».

Para fortalecer sus dichos, el fiscal se explaya: «La policía caminera en ningún momento visualizó una camioneta Chevrolet S–10, de color rojo, doble cabina, como la que describe Sánchez, y las cámaras de seguridad de la calle Paraná, donde encontró el maletín, no muestran absolutamente nada«.

El fiscal remarca el tema de las cámaras: «Hay cuatro que apuntan perfectamente hacia la zona que él describió y no se advierte nada, tampoco ningún movimiento extraño. No tiene correlato lo que dijo con lo que se pudo corroborar».

También Sánchez fue «entrevistado» por personal de la División Investigaciones de Nogoyá, que concluyó −según el fiscal− que «lo que contestó es poco creíble, con detalles confusos, como cuando describió al presunto dueño de la plata, lo que no quedó muy claro».

Los pasos a seguir

«Probablemente no hagamos nada desde la fiscalía. Descartada la versión y descartado el hecho (dólares más arma de fuego), no tenemos nada para hacer. De todas maneras, hablaremos con Sánchez -quien se encuentra en Buenos Aires dando entrevistas, llevado por el propio Medrano- para tomarle declaración», sostuvo Uriburu.

Pasada la medianoche, Sánchez salió a defenderse y ratificó su historia. A través de un Facebook Live, denunció que amenazaron a su familia y pidió custodia para su mujer y sus hijas.