Della Giustina denuncia maniobras de Morchio para evitar su candidatura

La picante interna del 2015 se reedita con mucha fuerza. Primero no lo dejaron pegar con Bogdan, ahora le cambiaron la letra de la boleta. Explota la interna en Cambiemos a nivel local, con todas las mañas.

Se sabía que una de las zonas calientes de las Paso iba a ser la interna entre Francisco Morchio y Eduardo Della Giustina por la senaduría provincial. Esto viene de arrastre, pero esta vez explotó bien fuerte. A nivel local, Cambiemos trató de llegar a un arreglo a toda costa, pero no pudo evitar la candidatura de Dezorzi como Intendente, representando al sector de Gracia Jaroslavsky. Sin embargo, lo más caliente de las Paso prometía ser la reedición de la disputa entre Morchio y Della Giustina. Las esquirlas ya empiezan a salpicar por todos lados.

Otra vez problemas por la boleta

La primera señal de que la cosa venía rara, fue cuando no le permitieron a Eduardo Della Giustina pegar su boleta a Bogdan. Así las cosas, Morchio partía con la ventaja de la boleta larga y de cooptar votos del Intendente. Sin embargo, Della Giustina no se achicó por ese contratiempo y siguió adelante. Esta vez, le cambiaron la letra de la boleta. La Lista «Cien por Ciento Gualeyo» de Della Giustina que fue oficializada en el Honorable Tribunal Electoral de la Provincia de Entre Ríos con la letra «A», fue enviada para imprimir con la letra «B». Su apoderado ya realizó una presentación pero la cancha está bien mojada.

Un poco de historia

Desde el radicalismo nunca pudieron recuperarse de la derrota de 2015, en la que algunas voces se animaron a gritar fraude. En su momento, Della Giustina se presentó en la Justicia por aquella derrota de 2015, ya que entendía que había habido errores en el recuento de votos, “provocados” por la letra de la boleta. Su denuncia siguió los carriles institucionales, pero los tiempos de la política son otros, y Morchio fue electo senador por Gualeguay. Además de Della Giustina, otros que se enojaron aquella vez, fueron los dirigentes locales del PRO, que siempre manifestaron diferencias con el senador de su partido, con el micrófono abierto y apagado. De todas maneras, la buena relación de Morchio con Frigerio fue su carta principal y llegó a presidir el bloque de Cambiemos en el Senado. Su poder creció tanto que hasta ubicó a sus secretarios privados en la lista de diputados provinciales de Cambiemos. Ni Dora Bogdan pudo entrar, nadie pudo tanto como él con la lapicera.

¿Transparencia?

Cambiemos llegó al poder con un discurso asociado a la transparencia, pero esta interna demuestra que no son pocas las cosas que arrastran de la “vieja política”, como a ellos les gusta decir. ¿Podrá ser candidato Della Giustina? ¿Influirán estas maniobras en el resultado electoral? ¿Cómo sigue la gestión después de esto? Son todas incógnitas que deben contestar los protagonistas, pero lo cierto es que la cancha está bien embarrada, “y en el mismo lodo todos manoseaos”.