Buenos Aires autorizó el uso indiscriminado de agroquímicos

El actual ministro de Agroindustria bonaerense y ex gerente de Monsanto, Leonardo Sarquís, habilitó el uso en todo el territorio sin restricciones. En Entre Ríos, Bordet limitó el fallo del Superior Tribunal de Justicia por decreto pero todavía no se publicó en el Boletín Oficial.

La provincia de Buenos Aires emitió una resolución que entrará en vigencia el jueves próximo y que autoriza la fumigación con agroquímicos en todo el territorio bonaerense, legalizando la aplicación de estos productos que están en el centro de la polémica, en lotes linderos a las ciudades. Contra esta norma se expresaron organizaciones y personalidades señalando: «Busca promover el modelo de agronegocios basados en el uso indiscriminado de agrotóxicos, poniendo en riesgo no solo la salud de toda la población sino la afectación del medio ambiente y la soberanía alimentaria».

Uno de los aspectos que resaltan las ONG’s y personalidades es que quien tuvo a cargo la medida, el Ministro de Agroindustria de la provincia, Leonardo Sarquís, es uno de los Ceo de Monsanto, más precisamente ex gerente de la división Semillas. La resolución 246-MAGP-18 que autoriza la fumigación de cultivos con agroquímicos en toda la provincia de Buenos Aires. En ese sentido, criticaron que la medida porque «no especifica ningún tipo de distancia mínima entre la aplicación de los agroquímicos y las viviendas donde reside la población». Además, la resolución autoriza a fumigar con estos productos a las reservas naturales y a los márgenes de arroyos, ríos y lagos, de donde proviene el agua que muchas personas utilizan a diario para cocinar, lavar y asearse. También la norma debilita el control del Estado en la aplicación de agrotóxicos, al delegar en los ingenieros agrónomos contratados por las empresas y los privados.

La situación en Entre Ríos

Bordet firmó el decreto Nº 4407 con fecha 14 de diciembre en el que se prohíben las fumigaciones terrestres con agroquímicos a menos de 100 metros de escuelas rurales y cultivos, y a menos de 500 metros, para el caso de las aplicaciones aéreas.

La decisión del gobernador Gustavo Bordet surgió tras la disposición judicial que hizo lugar a un amparo presentado por la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (AGMER) y el Foro Ecologista, tendiente a proteger la salud de alumnos y docentes de los establecimientos rurales. El fallo, ratificado por el Superior Tribunal de Justicia, limita la aspersión de agroquímicos a mil metros de una escuela rural, si es vía terrestre o 3 mil metros cuando la metodología es aérea.

En este momento, es ese el marco legal que rige, ya que el decreto del Ejecutivo provincial no fue oficializado. Además, una vez que se publique, deberán correr 7 días para entrar en vigencia.

Gabriel Guiano, presidente del Colegio de Profesionales de la Agronomía de Entre Ríos (CoPAER), manifestó al sitio Chajarí Al Día que “llama la atención” que aún no se haya publicado el decreto. El profesional explicó: “Legalmente se entiende que está el amparo vigente”, pero admitió que por otro lado está “la realidad del sector productivo, que tiene la necesidad de una práctica de aplicación y que no sabe qué hacer”. En comunicación con autoridades pertinentes, días antes de finalizar el 2018, Guiano recibió la confirmación del decreto como así también el anuncio de que sería inmediatamente publicado en el Boletín Oficial, pero ya pasaron varios días y eso no se concretó. Quienes propiciaron el amparo judicial advirtieron la inconstitucionalidad del mismo por las diferencias en las distancias permitidas para aplicar agroquímicos en cercanía a las escuelas.