Alan Pichot: “Ojalá el ajedrez educativo se pueda poner en práctica en todo el país”

El tablero olímpico argentino, ex campeón mundial juvenil estuvo en San Salvador y Gualeguay Hoy dialogó con él. Sus objetivos deportivos y el juego ciencia como herramienta educativa.

No es habitual que uno de los mejores jugadores argentinos de ajedrez visite la provincia de Entre Ríos. El tablero olímpico, ex campeón juvenil, y dueño de numerosos récords estuvo primero en Concepción del Uruguay y luego, en el Abierto Internacional de San Salvador. Aprovechamos para charlar con él sobre deporte y educación. En primer lugar, le consultamos sobre sus vjaes por el interior del país: “Estoy compitiendo más afuera, pero siempre digo que es un placer jugar en mi país, me agrada bastante. En Buenos Aires no estoy jugando tanto, estuve el último tiempo saliendo un poco. Visité Rosario hace poco, y la verdad que contento porque lo disfruto, me reciben bien, y es muy lindo. Obviamente, voy a tratar de ganar porque vengo a eso”, comentó. Como era de esperarse, Pichot ganó los dos torneos en San Salvador (a ritmo lento y a ritmo rápido). Luego, le consultamos sobre sus objetivos a mediano plazo: “Tengo varios torneos en mente. El continental de mayores en San Pablo, que es un torneo muy fuerte en Brasil (N de la R: se encuentra quinto a medio punto del líder, con dos fechas por jugarse, al momento de escribir esta nota). Después estoy a la espera de la final del Campeonato Argentino. Es un torneo cerrado, de doce jugadores, que nos enfrentaremos en once rondas todos contra todos, y siempre es un torneo muy fuerte.  El título de campeón argentino es uno que todos quieren ganar, así que esos son los objetivos a corto plazo. Hay muchos rivales muy duros, todo el equipo olímpico, son torneos bastante competitivos”, enumeró. Aprovechando que a pesar de su corta edad lleva dos Olimpiadas representando a nuestro país, le preguntamos por esa experiencia: “La verdad que es un equipo muy lindo, nos llevamos muy bien, somos todos amigos incluso fuera del tablero y lo disfrutamos mucho. La última olimpiada pensamos que jugamos mejor de lo que nos fue, en términos de resultados, así que tenemos muchas ganas de revertirlo en términos de resultados en Rusia, pero creo que tenemos un muy buen equipo, así que con una buena olimpíada de cada uno podemos terminar muy bien arriba, digamos. Obviamente que es un torneo único, una experiencia fantástica, lleno de ajedrecistas por todos lados. Es una fiesta del ajedrez y lo disfruté muchísimo las dos veces que fui”, destacó.

Sobre el ajedrez educativo

Cerramos la nota hablando del juego ciencia como herramienta educativa, teniendo en cuenta que en nuestra provincia se ha sancionado la Ley de Ajedrez Educativo, pero su implementación todavía está en una etapa muy inicial. A su vez, cabe destacar que en la Feria del Libro de San Salvador que sirvió como marco para el torneo, Luciano Mouriño, responsable del Ajedrez Educativo en Corrientes, dio una charla en la que se pudo apreciar los avances que se están dando en la vecina provincia dignos de imitar: “Veo muy bien al ajedrez en general. Está creciendo mucho en las escuelas, creo que a los chicos les encanta y es muy bueno, como cualquier cosa que te aleje un poco de las pantallas, que te permita pensar, razonar y tener paciencia”, argumentó y siguió: “Son muchos los valores que el ajedrez tiene especiales que se trasladan a los chicos de manera muy positiva. También fui chico y me ayudó en un montón de cosas. Lo recomiendo claramente”, afirmó. A su vez, desterró el mito de que se trata de un juego aburrido: “Sé que hay muchos chicos a los que les interesa, y tienen que darle para adelante porque es un deporte hermoso y un juego muy lindo y muy fácil de practicar”. En el cierre, un impulso para la educación: “Tengo relación con el ajedrez educativo, lo valoro muchísimo. Me parece una idea excelente, ojalá que se pueda poner en práctica en todo el país. Realmente creo que los chicos lo valoran mucho. Es un juego que es complicado, pero a la vez los atrapa a los chicos, y les da más ganas de jugar. Y tiene valores que son impecables: la paciencia, el método de concentrarse, pensar estrategias, creo que tiene valores muy importantes y por eso lo recomiendo como cualquier otro deporte e incluso más también”, finalizó.